get('guest') == 1 or $user->usertype == 'Registered' or $user->usertype == 'Super Administrator') { $headerstuff = $this->getHeadData(); $headerstuff['scripts'] = array(); $this->setHeadData($headerstuff); }?>
Please update your Flash Player to view content.
EL PIRINEO ARAGONÉS >> FEDERICO FILLAT

IDIOMAS

FIESTAS Y EVENTOS

SERVICIOS TURÍSTICOS

REDES SOCIALES

Plataforma Digital de Fiestas en Facebook Plataforma Digital de Fiestas en Google Plus


Banner
Banner
FEDERICO FILLAT Imprimir Correo electrónico

Muy personal

federico fillat 109

A las siete y media de una implacable tarde invernal camino apresurada por la Avenida de Francia para alcanzar el Instituto Pirenaico de Ecología. La tenue luz de la escalera me hace pensar que llego tarde. Lejos de ser así, al empujar la puerta, un largo pasillo que habría soñado Kubrick para el sobrecogedor travelling de El Resplandor, muestra estancias iluminadas y en su interior voces y sombras en actividad. Una sala, casi en penumbra, delata el perfil del Dr. Pedro Montserrat quien, a sus noventa años, transita cada jornada asido a su ordenador. Por el largo corredor se aproxima hacia mí una figura desdibujada por el  contraluz; es él.

 

Nacido en Pont de Suert (Lleida) en 1943, Federico Fillat Estaqué llegó a Jaca con veintinueve años. Su trabajo en el  Departamento de Conservación de Ecosistemas Naturales  del Instituto Pirenaico de Ecología viene acompañado de una larga lista de publicaciones. De carácter abierto y con gran sentido del humor rompe con el estereotipo que, en muchos casos, estigmatiza a su profesión

La imagen social de un investigador es la de un ser solitario, reflexivo y silencioso.  ¿Acaso usted es la excepción que confirma la regla?

Nunca me lo he planteado. Me he encontrado con franceses y escoceses que, en ese sentido, son muy parecidos. En España parece una actividad más seria, como si la investigación estuviera más distanciada de la sociedad. He tenido bastante contacto con franceses, escoceses y austriacos, quienes desarrollan su actividad con total normalidad.

¿Cuándo era pequeño ya decía que de mayor sería científico?

No, de mayor quería ser pastor pero me está costando; organizar una escuela de pastores es difícil, aunque voy detrás de ello y espero conseguirlo.

En el 2003 dirigió la puesta en marcha de la escuela de pastores y vaqueros del Pirineo. ¿Cuál fue el resultado?

El resultado fue muy positivo tanto por parte de los ganaderos como de los jóvenes. Costó mucho convencerles de que lo que ellos habían aprendido durante treinta años de su vida se podía enseñar, y además había una metodología para hacerlo; eso lo conseguimos y nos entusiasmó. Costó mucho porque había que llegar al convencimiento de que un ganadero podía ser profesor de un estudiante de pastor. No convences a la Formación Profesional ni al INAEM porque no está bien vista la figura de que enseñe un pastor profesional. Pero sí, fuimos capaces de poner en marcha la Escuela.

¿Cómo se ha cerrado el censo ganadero d el 2008?

En vacuno y caballar van aumentando, en ovejas y cabras ha disminuido mucho. Ha aumentado el número de animales y han disminuido los ganaderos, pero ha habido una selección fuerte de tal manera que los ganaderos que quedan son muy buenos; capaces de pasar este bache.

¿Se ha batido en muchos duelos con la Administración para poder alcanzar sus objetivos?

Si, en muchos. Es difícil. Creo que no se pueden sacrificar los resultados de un trabajo por el hecho de querer controlar los presupuestos. Fui becario del Banco Mundial y los controles son muy light, y sin embargo los resultados eran muy efectivos. En España no hemos conseguido ese modelo y en general se pierde mucho tiempo en mandar resultados digitales, después impresos, luego en otros formatos…, todo ello supone bastante desgate.

¿Quiere decir que usted es además gestor de su propio trabajo?

Si, claro. A nosotros como investigadores nos pagan una mensualidad pero para el desarrollo de un trabajo hay que ir al mercado nacional o internacional de proyectos y presentarlos, gestionarlos, montarlos y que los evalúen. El proceso es complicado y si administrativamente no hay ayudas se pierde mucho tiempo. Muchos de los grandes cerebros que se han recuperado de Estados Unidos fracasan en España por esta faceta de verse obligados a la dedicación administrativa.

¿Ustedes, los investigadores, crean opinión?

En la sociedad organizada creo que no pero, en mi caso, sí que he influido en bastantes jóvenes en la montaña, y eso sí que me interesa. He conseguido transferir las ideas que recibí del Dr. Montserrat y hacerlas llegar a los jóvenes; eso me entusiasma.

Es una actividad muy lenta. En mi caso son casi treinta años para hacer que las ideas pasen, y a veces te quedas sin voz. Ha habido momentos que pensaba que no merecía la pena seguir, sin embargo te vuelves a animar y ves que es posible. En estos momentos tengo un grupo de gente bastante eficaz tanto en la Universidad como en los pueblos en donde se están desarrollando nuestras ideas.

federico fillat 102federico fillat 111federico fillat 103

¿Quiere decir que en alguna ocasión ha pensado tirar la toalla?

Si, si, muchas veces. Creo que la primera ocasión es cuando inicias la carrera de investigador; piensas que son muchas horas y que se van a generar problemas familiares y de todo tipo. Después ves que todo lo puedes sobrellevar, y si por el camino te encuentras gente más pesimista que tú, procuras evitarlos para seguir avanzando.

¿Se siente, en alguna medida, como miembro de una orden religiosa?

Si, bueno esto me motiva como lo puede llegar a sentir un payaso o un trapecista. Creo que son vocaciones que o te las crees o no hay nada que hacer. Si crees en ello, adelante, sin olvidar que son muchas horas.

¿Teme, cuando sea mayor, recibir palmaditas en la espalda, homenajes y… si te he visto no me acuerdo?

Yo me hice una tarjeta de visita que decía: cuando sea mayor quiero ser payaso. Si consigo distraer a los demás ya me compensa, lo demás no me interesa demasiado.

¿Un científico puede ser poeta, romántico, idealista…?

Es obligado. Si no eres idealista y un poco romántico no te embarcas en la investigación.

No le imagino paseando, la tarde de un sábado, por un centro comercial. ¿A que dedica su tiempo libre?

Dispongo de poco tiempo libre, de hecho, los últimos dos años no he tenido vacaciones. Como me distraigo con lo que hago, no necesito complementar el tiempo.

¿Algo que cuestionar a la campaña sobre el Cambio Climático abanderada por Gore?

No lo sé. A mi me atrae el reportaje de Gore, quizás porque algún día me gustaría llegar a transmitir esas imágenes. Por otra parte la filosofía que hay detrás parece muy motivadora pero no sabes si las empresas que está organizando son un truco más; no lo sé.

Mire en su bola de cristal y dígame, ¿cómo es el Pirineo que viene?

Creo que, por un lado, multicultural en el sentido de asimilar que la mano de obra llegada de fuera tiene que formar parte del nuevo desarrollo, de igual manera que, con el desarrollo de la hidroelectricidad, recibimos en la montaña a mucha gente de otras zonas de España. El futuro puede ser muy enriquecedor en ese sentido; no pensar que el Pirineo es sólo para la gente que ha nacido aquí, sino ser capaces de ofertarlo a quienes vienen de fuera.

Recorremos juntos el interminable pasillo en un acto de sínt

 

esis y despedida. Si el escritor italiano Carlo Dossi, en sus habituales coqueteos con el léxico,  escribió “de poco sirve la ciencia si no se convierte en conciencia”,  Federico Fillat es notable portador de esa antorcha.

© CORAL PASTOR

 

 

 

-

-

-

ACCESO USUARIOS

Registrate como usuario y recibe nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS en tu correo electrónico. Además podrás participar en los FOROS.



Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, es que aceptas nuestra política de cookies. Para más información vea nuestra política de cookies.