FRANCISCO RAPÚN Imprimir

Muy personal

arturo-fernando -lus 032

Nacido en Jaca en 1954, tras estudiar Bachiller, en 1969 ingresó en la Universidad Laboral de Huesca para  cursar Oficialía Industrial e Ingeniería Técnica Industrial en la rama química.

Acaba de dejar atrás un largo periodo de su vida dedicado al mundo financiero y ahora, además de estudiar francés y entregar parte de su tiempo a otras aficiones, desde su nombramiento en el 2004 como Presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Jaca, trabaja para dinamizar el Camino francés a su paso por Aragón.

El aire acondicionado de la sala parece cebarse con nosotros. Nos alejamos de la amenaza cenital, mi invitado pide un café y el frío se disipa a lo largo de una cálida conversación.

¿Ha extraído alguna enseñanza de su larga trayectoria en una entidad financiera?

Si. No hay que juzgar a las personas a primera vista, hay que ver lo que hay detrás de las apariencias.

Imagino, por el carácter de la actividad,  que en cualquier sucursal de una entidad bancaria muchos de sus empleados pierden el sueño. ¿Usted duerme ahora mejor?

Creo que no ha habido ninguna noche donde he perdido el sueño pero desde luego, ahora, duermo con total tranquilidad y con la seguridad de que a la mañana siguiente, cuando me despierte, no me voy a encontrar ningún tema que me desborde o me desagrade.

A buen seguro en su trabajo habrá visto de cara concursos de acreedores, quiebras, despidos… ¿cómo piensa que saldremos de esta situación?

Creo que fundamentalmente hay que trabajar, saber hacia donde vamos y sobre todo tener mucha confianza en lo que hacemos. En las crisis hay un factor fundamental que es la confianza y en estos casos se pierde y contribuye para mal en alargar el proceso.

Hay quienes al jubilarse padecen enfermedades sicosomáticas, entran un estado depresivo y acaban en manos de la medicina. Otros, por el contrario, dicen haber empezado a vivir. ¿Usted a que grupo pertenece?

Cuando te encuentras con todo el tiempo del mundo para disponer de él, tienes que empezar a pensar qué vas a hacer con tu tiempo. El problema se le crea a quien considera que tiene demasiado tiempo y no sabe que hacer. Otro aspecto peligroso es que consideras que cómo tienes todo el tiempo acabas dando largas a todo y no haces nada. Por fortuna yo no soy de los que han tenido que ir al psicólogo y estoy muy satisfecho con mi situación actual. Hay que someterse a una reorganización del tiempo.

¿Usted se planificó la jubilación, soñaba con ella, se tejió algún “cuento de la lechera”?

No, porque no sabía cuando iba a llegar, pero sí tenía una serie de aficiones a las que dedicaba todo el tiempo libre y ahora continúo con ellas y me dedico a otras cosas que antes no podía hacer: me gusta salir al monte, estudiar idiomas, escuchar música, viajar…

Entre los años 1981 a 1986 vivió en Aragüés del Puerto, dado que su mujer era entonces la maestra del lugar. Entre las tantas aficiones compartidas con ella, fueron ustedes declarados “campeones mundiales de parchís” en los años 2000 y 2007. Parece una broma. Por favor, soy toda oídos…

Aragüés es un pueblo magnífico, éramos pocos habitantes y llegamos siendo una pareja joven. En ese momento llegó la medico cuyo marido era el secretario del Ayuntamiento de Hecho y establecimos una buena sintonía. Con ellos empezamos y jugando, jugando, en el año 2000 vimos en la prensa que se celebraba el Campeonato Mundial de Parchis nos presentamos y nos quedamos campeones. En el 2007 el Ayuntamiento de El Grado iba a colocar unas placas en la Plaza con los nombres de los ganadores de ediciones anteriores y con ese motivo fuimos hasta allí, nos volvimos a presentar con la suerte de quedar de nuevo campeones.

Dice usted “suerte”. ¿En el parchís interviene algún otro elemento?

Si, al jugar por parejas haces que medie una estrategia para vencer. El objetivo es ayudar a que uno de los dos acabe el juego. Son además estrategias que cambian casi constantemente con cada movimiento. Hay casos que tienes que matar a tu compañero para avanzar. Y cuando vas entrando en las casillas si te falta un uno y te sale un seis tienes que ir planteando estrategias: es como la vida misma debes ser estratega pero de vez en cuando tiene que actuar la suerte.

Hablemos de su mayor inquietud. ¿Qué es el Camino de Santiago?

Además de un viaje físico es un viaje interior. La primera vez que lo hice, por denominarlo de alguna manera, me lo planteé como una aventura y salí con un hermano de mi padre que era un buen caminante.

¿Qué le queda después de hacer el Camino?

Muchas emociones, muchas impresiones y ganas de repetir. Sobre todo queda una imagen de la vida distinta de la que uno percibe a diario. El hecho de ir con una mera mochila, sudoroso, lleno de polvo y encontrar tanto acogimiento…

Lo ha recorrido en varias ocasiones. ¿Cada una ha sido una experiencia distinta?

Por supuesto, no es solo el recorrido físico, si no con quien vas…, el propio paisaje en cada época representa un estado de ánimo diferente. Por muchas veces que se recorra nunca se tendría la misma sensación.

Desde su ingreso en la Asociación y su posterior nombramiento como Presidente ha vertido sus esfuerzos en dinamizar el Camino Francés. Cuando dice “hay que hacer justicia a esta ruta milenaria” ¿a que se refiere?

En este momento el Camino Francés en Aragón no está considerado a ningún nivel. En la Edad Media era este el Camino más importante que se podía recorrer porque en Somport estaba el Hospital de Santa Cristina, uno de los tres más importantes de la cristiandad, lo que reflejaba la importancia de esta ruta. Pero en cambio se piensa como salida en Roncesvalles, no en Somport.

En este momento es una ruta prácticamente marginada pese a que sus conocedores saben de su importancia, por ello afirmo que no se está haciendo justicia.

¿Hay infraestructura en el Camino Francés?

Si, sí, más que suficiente, es un camino maravilloso y además los conocedores prefieren hacer este Camino, lo consideran un recorrido más auténtico y no está masificado.

El otro es un camino que se ha vendido mucho pero también se le ha rodeado de circo. El último Año Jacobeo la ETB hizo una especie de Gran Hermano en el Camino de Santiago. Aquí todavía estamos a tiempo de mantener la pureza del camino y como tal realizar una peregrinación en condiciones.

arturo-fernando -lus 017arturo-fernando -lus 021arturo-fernando -lus 023

Están ustedes hermanados con la Asociación de Olorón. ¿Es un hermanamiento protocolario o activo?

Es un hermanamiento activo, esta relación ha surgido a través de las actividades. El Camino de Santiago, en su conjunto, tiene cuatro grandes vías que cruzan Francia, tres de ellas confluyen  al otro lado de Roncesvalles para entrar en España y la otra es la vía tolosana que viene paralela a los Pirineos desde Italia; en Olorón cruza perpendicular el Pirineo entrando por el Valle del Aspe y se junta con las otras tres en Puente la Reina (Navarra).

Esta, que es la vía más solitaria, estamos tratando de revitalizarla en su conjunto a través de las Asociaciones. Queremos potenciar la vía de Arles en su conjunto. Aunque puede parecer que no es operativo trabajar con una asociación que se encuentra a seiscientos kilómetros, sin embargo mantenemos intercambio de información y actividades.

La celebración de un Año Santo Jacobeo tiene en su origen, como objeto fundamental las indulgencia plenaria de las penas. ¿Cuál es el principal motivo de un Año Jacobeo en la actualidad?

Yo diría que más que religioso es turístico, los lugares se están promocionando a través del Camino.

Una imagen del Camino

La estepa castellana; los llanos de Carrión de los Condes.

Una enseñanza

Ceo que me ha enseñado a ser más tolerante.

Un  momento desesperante

Llegar a un albergue después de una larga jornada y decirte que está cerrado y el más cercano estaba a seis kilómetros, una hora y media más andando. Ahí puedes pensar ¿qué hago aquí pasando estas penurias con lo bien que podría estar tomando una cerveza en mi casa?

¿Y el momento más gratificante?

La entrada en Santiago, cuando entras en la Plaza del Obradoiro.

¿Qué hace falta para hacer el Camino?

El convencimiento de querer hacerlo, junto a una preparación física y psíquica, pero el Camino no tiene ningún impedimento físico. El propio hecho de andar te va proporcionando

las fuerzas y la condición física para continuar andando.

Un calzado de buena suela y una crema para protegerse del sol son fundamentales. Todos los sitios tienen establecimientos, tanto para comprar comida como para consumirla, no es necesario ir cargado.

¿Hay algún aprendizaje al cargar mochila? ¿Se despojó de algo para ir más ligero?

Si. Preparar la mochila te crea la idea de la cantidad de cosas superfluas que utilizamos. En una mochila puedes llegar a cargar seis o siete kilos de peso. Quitas mucha ropa, incluso te deshaces de  ella según vas andando.

Para mi sería importante que los aragoneses nos concienciáramos de todo lo que implica gozar de un camino que es Patrimonio de la Humanidad….

 

Francisco Rapún pide otro café y extiende un sentido soliloquio en el que aflora, una y otra vez, su intencionada cruzada de devolver al Camino lo que el tiempo y el marketing le ha arrebatado.

© CORAL PASTOR

 

 

 

Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, es que aceptas nuestra política de cookies. Para más información vea nuestra política de cookies.