Please update your Flash Player to view content.
FIESTAS Y EVENTOS en LLANES >> FIESTAS DE LA VIRGEN DE LA GUÍA EN LLANES

IDIOMAS

FIESTAS Y EVENTOS

SERVICIOS TURÍSTICOS

FERIAS & MERCADOS

REDES SOCIALES

Plataforma Digital de Fiestas en Facebook Plataforma Digital de Fiestas en Google Plus


Banner
Banner
FIESTAS DE LA VIRGEN DE LA GUÍA EN LLANES Imprimir Correo electrónico
FIESTA DE INTERÉS TURÍSTICO NACIONAL
 procesion virgen de la guia en llanes

.

7 y 8 de Septiembre

En LLanes

CALENDARIO

.

Llanes, municipio del Principado de Asturias, abre el mes de septiembre festejamdo a la Virgen de la Guía, coincidiendo con la fiesta de su Natividad, el 8 de septiembre. La celebración comienza en la semana anterior con la celebración de la novena que acaba el día ocho.

.....La fiesta comienza, el día siete, con la procesión nocturna instituida en 1929, que  tiene por finalidad el traslado de la Virgen a la Basílica para la celebración de la Misa Solemne al día siguiente. Las mujeres lucen mantilla española, por lo que el acto también es conocido con el nombre de la Procesión de las Mantillas, y el nardo, símbolo del bando.

.....La procesión se detiene en el puente, y los portadores hacen girar las andas hasta poner la imagen mirando hacia la ría, cara al mar.

.....En ese momento es saludada por la sirena de la rula y por salvas de pólvora; al terminar es de nuevo contestado por la sirena y fuegos artificiales. Finalizados éste acto, la procesión continua hasta la Basílica, que recogerá la imagen sagrada y el estandarte del bando a derecha e izquierda del altar, respectivamente.

.....El día patronal es saludado por el disparo de cohetes a primeras horas de la mañana y a mediodía para anunciar el comienzo de la Misa Solemne.

.....Una vez finalizada ésta, se forma la comitiva procesional en la plaza delantera de la Basílica, dispuesta de la siguiente forma: abriendo la procesión, cruz y ciliares, seguidos de los ramos, tambor y gaitas entonando melodías asturianas, estandarte del bando acompañado de numerosísimas aldeanas; continúan un grupo de niños que interpretan la Danza de Arcos precediendo a la imagen de La Virgen y a los sacerdotes; la comitiva es cerrada por un nutrido grupo de porruanos y la banda de música.

.....Una vez llegada la comitiva al campo que rodea la ermita, se sitúa a la Virgen delante de la misma para dar lugar a otro de los actos que conforman el ceremonial de la Guía: la Danza de los Arcos.

.....El programa se remata con el ofrecimiento de ramos y el festival folklórico en el terreno delantero de la capilla.

.....La Danza de Arcos se desarrolla de la siguiente manera: formados en dos filas de cara a la imagen, a un lado los niños y a otro las niñas, danzan realizando diversos trenzados de figuras, entre las cuales destaca la venia o reverencia a la Virgen, o la bóveda, siendo ésta la última figura de la danza; sobre los arcos colocan al niño más pequeño del bando lanzando vivas a la Virgen de La Guía.

.....La vestimenta de los danzantes es blanca por completo, destacando únicamente el fajín azul celeste que les rodea la cintura. La edad de los danzantes tiene posible origen en dar el carácter de danza blanca al baile; de este modo, un acto de carácter profano como es la danza adquiere una dimensión diferente al ser ejecutada por niños que, merced a la inocencia que presupone su edad (inocencia que trasluce al exterior en sus vestidos blancos), sacralizan el baile y la imagen devocional puede asistir al mismo.

.

..

ENLACES RECOMENDADOSAUDIOVISUALES

 

.

.

CARTELES
Año 2014
2014 - llanes - la guia

.

LA LEYENDA DE LA VIRGEN DE LA GUÍA

Por D. José Parres Sobrino, publicado en www.laguiallanes.com

fiesta de la guia - llanes

.....Sucedió en el siglo XVI. Amaneció una mañana espléndida de otoño, sin nubes en el cielo, ni la más leve señal de posible tempestad. Aquella mañana salieron varias lanchas de pesca, pasaron el Puerto, izaron o subieron las velas, que se hincharon de gusto al recibir el cariñoso empuje de la brisa, siguiendo adelante, prometiéndoselas muy felices los marineros en tan hermoso día.

.....La mar estaba en calma, solo agitaba su superficie el aire matinal rizando pequeños copos de espuma que parecían erguir sus penachos únicamente para saludar a las embarcaciones, antiguas conocidas suyas.

.....Reflejábase el sol en todas las extensiones de la mar, abrillantándolas con tonos metálicos y en cada rayo de luz parecía enviar a los pescadores un rayo de esperanza, al tiempo que difundía suave calor en el ambiente, saturado aun de la helada noche.

.....Muy cerca del mediodía, cambió el panorama. En la línea donde la mar y el cielo se confunden, aparecieron nubecillas y más tarde se tiñó la mar a lo lejos con tintes negruzcos. Aunque para el profano nada presagiaban estas señales, los marineros más precavidos procuraron acercarse al Puerto a toda velocidad. Una racha de viento sur pasó de pronto, levantando gran oleaje y haciendo girar sobre sí mismas a las descuidadas embarcaciones.

.....Recogieron las velas, echaron mano a los remos y emprendieron el camino hacia tierra, dirigiéndose pocas palabras entre si y muchas e inquietas miradas a las nubes. Faltaba una de las lanchas, una que había ido más lejos que las demás y distraídos los ocupantes con la abundante pesca, no se percataron de la maniobra de las otras. Solo cuando la ráfaga de aire caliente les dio en el rostro y obligó a crujir la lancha, los hombres se miraron, cambiando sin hablar sus impresiones y con el ceño fruncido y la cabeza baja comenzaron a remar acompasadamente.

.....Quien no haya vivido en la costa cantábrica no puede figurarse la rapidez con la que el cielo se cubre de negros y espesos nubarrones, se encrespa la mar, comienza a estrellarse contra las rocas de la costa y en un instante se vuelve oscura y terrible aquella decoración. En tan críticos momentos, una ola terrible, altísima, venia hacia ellos y al lado de aquella montaña de agua verde, la lancha y los hombres parecían una hoja de árbol y sobre la ola, cabalgando sobre su inmensa cresta de espuma, venia un madero grande y negruzco. Sobre este monstruo no había defensa posible. Los marineros abandonaron todo, se encomendaron a Dios y guardaron.

.....Pasó la ola produciendo un grito de terror entre los espectadores. La tripulación se creyó levantada en el aire, unas veces y sumida en el abismo otras y siempre girando con vertiginosa rapidez, se oyó mucho ruido de columnas de agua y de aire que chocaban entre sí, el golpe que produjo el madero al caer a la lancha y la madera rota en pedazos.

.....Cuando aquellos infelices recordaron el dominio de sí mismos estaban dentro del puerto. La ola les había llevado en sus entrañas. Fijáronse entonces en el madero: era una imagen tallada de la Madre de Dios. El grito de “Milagro” corrió de boca en boca y los marineros agradecieron su salvación a la Virgen que les había guiado para entrar en el puerto. Depositada la imagen en la capilla de San Antón, en las inmediaciones de la barra del puerto, al día siguiente apareció sobre el otero, y trasladada de nuevo a San Antón, se repitió hasta tres veces el milagroso desplazamiento. Se tomó como deseo de la Virgen de que allí se le erigiese una ermita; de ello se encargó un fervoroso devoto.

.

HEMEROTECABIBLIOGRAFÍA

 

 

-

-

-

ACCESO USUARIOS

Registrate como usuario y recibe nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS en tu correo electrónico. Además podrás participar en los FOROS.



Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, es que aceptas nuestra política de cookies. Para más información vea nuestra política de cookies.