Please update your Flash Player to view content.
FIESTAS Y EVENTOS en EIVISSA >> CARNAVAL DE EIVISSA

IDIOMAS

FIESTAS Y EVENTOS

SERVICIOS TURÍSTICOS

FERIAS & MERCADOS

REDES SOCIALES

Plataforma Digital de Fiestas en Facebook Plataforma Digital de Fiestas en Google Plus


Banner
Banner
CARNAVAL DE EIVISSA Imprimir Correo electrónico
.
 carnaval - eivissa

.

Febrero/Marzo

Del jueves al Martes de Carnaval

Fecha variable según el calendario litúrgico

CALENDARIO

.

El Carnaval ocupa un lugar destacado en el calendario de fiestas de Eivissa. Siguiendo con la tradición, el Jueves Lardero comienza con el gran concurso de "mariol.los", al que grandes y pequeños ponen alas a su imaginación para conseguir ser los ganadores en una de las seis categorías: carroza, comparsa de adultos, comparsa escolar, asociaciones de vecinos, disfraz de adulto y disfraz infantil.

.....La tradición es vestirse con cualquier indumentaria sacada del baúl de los recuerdos y quedar lo más irreconocible posible para pasear así por las calles de la ciudad.

.....El domingo de Carnaval, las diversas comparsas se encargan de poner la nota de color y sorprender a todos con nuevas e ingeniosas disfraces. Y finalizada la Rúa de Carnaval, la fiesta continúa en el paseo de Vara de Rey, donde la música y el baile se dan cita.

.....El martes, el papel protagonista es para los más pequeños de la casa, que podrán disfrutar del espectáculo de un grupo de animación infantil y un teatro de títeres, entre otras actividades.

.....Y para despedir nuestros carnavales, el Miércoles de Ceniza, tiene lugar el popular Entierro de la Sardina, al que todos podemos darle un pequeño placer a nuestro paladar con sardinas y vino payés antes de decir adiós definitivamente a la fiesta más transgresora del año.

.....Además de las actividades anteriormente citadas, cada año se incluyen en el programa de fiestas una serie de novedades pensando en satisfacer a un público lo más amplio posible.

Ayto. de Eivissa

....

. 

ENLACES RECOMENDADOSAUDIOVISUALES

.

.

CARTELES
Año 2015 Año 2016
 2015 - carnaval - eivissa

.

EL "GATO" QUE BURLÓ EL GOBERNADOR

Por José Miguel L. Romero, publicado en www.diariodeibiza.es

.

......Los carnavales de 1915 estuvieron a punto de acabar como el rosario de la aurora. Por segundo año consecutivo, el gobernador Ignacio Martínez Campos prohibió la celebración del "gato", la tradicional mascarada anticlerical del miércoles de ceniza. Pero el diario El Resumen, mediante una triquiñuela, se la intentó saltar.

eivissa - carnaval

Imagen de la rúa de carnaval de 1921 que aparece en ´Eivissa antiga´. Arxiu Històric Eivissa

.....Bastaron nueve líneas para que se armara la marimorena. Un simple suelto en el diario ibicenco El Resumen, aparentemente sin malas intenciones, provocó la ira del gobernador civil, Ignacio Martínez Campos, hace justo 100 años. El rotativo «independiente de avisos y noticias», del que era propietario Mariano Tur, publicó el 16 de febrero que «en vista de haberse prohibido la celebración del gato» en Vila, varios vecinos de Santa Eulària» habían acordado celebrarlo la noche del miércoles 17 de febrero en la Villa del Río. Y se montó.

.....El gato (el entierro de la sardina de la Península) era una comparsa que solo aparecía el miércoles de ceniza, la última jornada del carnaval: «Con una declarada intención anticlerical, parodiaba el ritual de las exequias funerarias, imitaba al cura y su acompañamiento; no faltaban los cantos grotescos, con alusión a la Iglesia», detalla al respecto la Enciclopèdia d´Eivissa i Formentera. Hace un siglo, esa tradicional celebración fue prohibida por orden «expresa» del gobernador, tal como el alcalde de ese momento, Antoni Riera Costa, recordó en un bando. En esa orden se notaba el peso que la Iglesia tenía en la sociedad, gobernada en esos momentos por el conservador Eduardo Dato: se perseguiría a quien celebrara el gato para así «mantener el alto concepto que merecen los prestigios de la religión y en evitación de escándalos que desdicen la cultura y pueden derivar en desórdenes». El bando iba acompañado de otras ocho prohibiciones. Quien se las saltara podría ser sancionado con una multa de 1 a 25 pesetas, y se arriesgaba a «la detención y denuncia ante los tribunales ordinarios».

.....Por eso aquel suelto de El Resumen sonó al gobernador civil –«insigne católico» según Diario de Ibiza– como una declaración de guerra. Ya un año antes Martínez Campos decidió acabar con esa «mascarada» irreverente. Entidades como las Señoras del Apostolado y la Oración de la parroquia de El Salvador enviaron telegramas de felicitación al gobernador: «Felicitan a vuecencia por prohibición de la mascarada del gato, mofa sacrílega de los augustos misterios por nosotros tan amados». Ya aquel año a El Resumen le rechinaron los dientes ante esa decisión: «Fue pues obedecida la orden del gobernador, pero no sin que la Guardia Civil tomase las debidas precauciones, ya que vimos a numerosas parejas en los puntos estratégicos de nuestra ciudad en previsión de desórdenes, que afortunadamente no ocurrieron y hubieran podido dar lugar a lamentables desgracias».

.....Las aparentemente inocentes nueve líneas publicadas el 16 de febrero de 1915, un año después, no pasaron desapercibidas para la Guardia Civil de Vila, que enseguida envió un telegrama al gobernador: «Comunícoselo para su conocimiento toda vez que allá [en Santa Eulària] no hay fuerzas [de la Benemérita]; sin embargo trátase de una befa a la prohibición», advertía la misiva.

.....El cabreo del gobernador debió de ser monumental a tenor del telegrama que envió ipso facto: «Prohibición de la mascarada del gato se refiere a toda la isla. Si por ausencia de la Guardia Civil se realizase en algún pueblo deberá usted disponer diligencias para entregar responsables de esa grave desobediencia a los tribunales y si hubiera tiempo deberá enviar algunas parejas para impedirla donde se intentase; pero donde debe usted prestar atención preferente es a esa ciudad [Vila] para evitar tal mascarada a todo trance».

.....Martínez Campos también envió un telegrama al alcalde de Ibiza, que debió alucinar: «Sé que El Resumen publica hoy un anuncio convocando la mascarada del gato en Santa Eulària a pesar de mi prohibición [...] Procede que con la demostración de dicha publicidad oficial envíe usted un número del periódico donde se inserta el anuncio antedicho al juzgado de ese partido. Pero antes oirá explicaciones del director [del periódico], que me transmitirá para yo resolver en definitiva».

.....El alcalde, tras reunirse con Mariano Tur, mandó otro telegrama al gobernador con una explicación rocambolesca: «El director de El Resumen dice que no ha contravenido órdenes de vuestra excelencia referente a la prohibición de la fiesta del gato, al entender que esa prohibición referíase a esta ciudad [Vila] y no al término municipal de Santa Eulària». La misiva telegráfica contenía cierto recochineo por parte del director del rotativo: «En todo caso –le dijo Tur al alcalde y este lo transmitió al gobernador– faltarían los vecinos de dicho pueblo si celebraban allí la mascarada, pero nunca el director de El Resumen, por haber publicado el anuncio, cosa no prohibida».

.....Mariano Tur explicó en las páginas del periódico que dirigía que nunca fue su intención «excitar a la rebelión contra las disposiciones dictadas por las autoridades y menos escarnecer al digno Gobierno de la provincia», aunque advertía de que quizás tanta prohibición era la causa de que desde hacía unos meses se registraran en la isla «tantos motines y protestas populares».

.....No hay noticias de que el gato se celebrara finalmente en Santa Eulària, pero lo que los periódicos de la época sí constatan unánimemente es que la Guardia Civil se tuvo que emplear a fondo en Vila para satisfacer los deseos del gobernador. El Resumen calificó de «algarada» lo que sucedió esa noche, y Diario de Ibiza publicó una crónica a la que tituló "La mascarada del gato en Ibiza". Los gritos de «gato, gato» se escucharon por toda la Marina con el propósito de desafiar a los tocados con tricornio: «Cuando más parecía que arreciaba el bromazo», el jefe de línea [de la Guardia Civil] y varios civiles se aproximaron a un grupo que hacía «bulla». «Seguidamente oímos orden de despejar», contó El Resumen. Los guardias entraron incluso en el café La Maravilla «para echar a la gente que había dentro», para posteriormente correr hacia Dalt Vila en persecución de quienes seguían gritando «gato, gato». Junto al mercado (actual Mercat Vell) había «una docena de civiles en posición de descanso». Y así toda la noche, como el perro y el minino. Diario de Ibiza tuvo que desmentir una jornada más tarde que algunos guardias fueran apedreados aquella jornada desde las murallas.

.....Aunque Ignacio Martínez Campos murió ocho meses más tarde, su prohibición se mantuvo durante los carnavales de 1916... y traería cola hasta la República. Con Franco el gato no se atrevió a maullar.

.

HEMEROTECABIBLIOGRAFÍA

 

 

-

-

-

ACCESO USUARIOS

Registrate como usuario y recibe nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS en tu correo electrónico. Además podrás participar en los FOROS.



Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, es que aceptas nuestra política de cookies. Para más información vea nuestra política de cookies.