JOSÉ LUÍS SÁNCHEZ Imprimir

Muy personal

jose luis sanchez 00

.....José Luís Sánchez me acompaña hasta su casa por una estrecha calle en pendiente, en la que la nieve ha creado una escenografía irregular y azarosa.

.....Advertida por mi anfitrión, de tan implacable meteorología, calzo unas botas altas que se hunden y resurgen en el animado ascenso. Al alcanzar la puerta de entrada se materializa ante nosotros una blanca estampa de Sallent de Gállego, cercado por cumbres que protagonizan postales y guías de turismo.

.....Nacido en Alcañíz en 1944, llegó al Balneario de Panticosa junto a su esposa y su hijo, de apenas un mes, en el año 1967. Desde la constitución del primer Gobierno Socialista en 1982, entonces como miembro del Congreso de Diputados, se ha mantenido activo en el ejercicio político durante tres décadas hasta su última etapa como Alcalde de Sallent.

Busco un libro sobre el que situar su mano en señal de entrega al simulado ritual que precede a un encuentro Muy personal. Por cierto ¿usted jura o promete?

.....Prometo. Las ideas religiosas trasmitidas por mi madre me duraron hasta los dieciséis años. Después, cuando fui a estudiar a Barcelona, se me abrió el mundo.

.

(Tomo como objeto testifical uno de los muchos ejemplares que posan sobre la mesa: Historia de las matemáticas – Del cálculo al caos-, de Richard Mankiewicz. Una luz en sfumatto atraviesa el mirador ante el que hemos buscado refugio e ilumina el rostro de un ex perito, ex sindicalista, ex diputado, ex alcalde… ) ¿Quién es José Luís Sánchez en la actualidad?

.....Un enamorado de la vida que busco satisfacer mis deseos de conocimiento. También me llena de satisfacción lo que me deparan mis nietos, este entorno tan espectacular…incluso lo que nos pueda traer el futuro.

.

Desde su afiliación política tras la fusión del PSOE ¿se ha alejado mucho de sus inicios en los que era cuestionado por su actitud crítica?

.....No me he alejado y me siento más gratificado que nunca.  Pero quiero decir que hay algo  con lo que los partidos en España suspenden; el respeto al pluralismo interno. Todos suspenden sin excepciones. No se aceptan las opiniones divergentes de la mayoría de los aparatos, y eso es terrible para nuestra democracia. Ni se aceptaron con Felipe y Guerra, ni se aceptan ahora.

.

En 1987 se enfrentó al partido en el Referendum con su posición de NO A L A OTAN y Alfonso Guerra le mandó a casa. ¿Le guarda rencor?

.....Las cosas son así, si no estás conmigo te vas a casa.  ¿Rencor por dejar de participar en política activamente?. Lo sentí mucho. No olvidemos que la OTAN de entonces no es la de ahora; estaban Reagan, Brezhnev …y andaban zumbados con la guerra de las galaxias, apuntando unas armas contra otras en una escena que daba pavor.  Por tanto, en aquél momento mi actitud fue OTAN NO.  ¿Rencor?. No, porque la naturaleza humana es así. Pero un partido como el PSOE tenía que haber aceptado ese pluralismo y no crear lo que luego derivó en los “Roldanes” y otros. No hubo quien pudiera alzar la voz. Cuando mandaron a Roldán de Zaragoza a Navarra, siendo yo diputado en Madrid, en una reunión de los socialistas de Aragón, me levanté y le exigí que dimitiera de la Ejecutiva, que nos dejara. Roldán dimitió a los siete días. Esos personajes son potenciados por la falta de crítica interna y de pluralismo, lo que supone un terrible fracaso para la democracia.

.

¿Fue coherente con su actitud crítica?

.....Cuando mis compañeros me decían ” José Luís, que si te mueves…”, yo sentía que vivía en un lugar maravilloso, esta tierra era mi ancla, mi mujer, mis hijos… Estaba mejor aquí que desplazado. A título personal mi participación en política fue un imperativo moral, nunca fue una carrera. El salario que yo recibía como diputado, deduciendo lo que cobraba en mi empresa, el resto  lo entregaba sistemáticamente al partido, a la “corriente de opinión “ o a la UGT. Lo hacía con un comité de cuatro amigos que tienen nombre y apellido. Aún tengo el cuaderno en el que anotaba mis gastos. No me quede ni un duro más de lo que era mi salario como trabajador y de ello tengo testigos todavía en política activa. No quería acostumbrarme a un nivel de vida superior. Para mí, el tránsito por la política era un servicio, no una carrera.

.

Más tarde Marco Bergés, a quien se le recuerda por las escuchas y el famoso sillón del que se apropió, le castigó. El que fuera Presidente de la Diputación General de Aragón, también le  mandó a casa. ¿Ha hablado posteriormente con él?

.....Para nada, y me parece una vergüenza que las Cortes de Aragón le hayan dado la “medallita” de Presidente de no se que…; me parece una vergüenza que este personaje haya recibido una “medallita”.

(Suena el teléfono y detengo la grabadora. El énfasis que arrastraba a José Luís se aplaca. Responde a la llamada. Como en una escena cinematográfica, cambia el ritmo y el plano, pero al colgar, el protagonista sabe ensamblar con maestría y vuelve a la escena anterior para rematar).

.....Una censura que me costó permanecer en las Cortes de Aragón.

.

¿Quiere esto decir que la disciplina del partido ha arremetido contra su libertad? (Se produce tan largo silencio que me permito tomar notas. Cuando vuelvo a sus ojos, todavía está suspendido en la búsqueda de la respuesta. La altura y lateralidad de su mirada es inequívoca, no está pensando, si no recordando. Si en este instante me sintiera juez afirmaría, desde el abc de la programación neuro-lingüística, que José Luís verbaliza con la verdad, pero como no he de juzgar a nadie, le aliento a que continúe)

.....La disciplina ha arremetido contra el propio interés del partido, que debería haber sido sumamente respetuoso con las opiniones divergentes. Debe haber unas reglas de juego.

.....Los partidos en España miran de manera permanente a la opinión pública y se ubican según donde ven su propio electorado; donde estiman los dirigentes que es su espacio. Hay un grupo de dirigentes con un poder desmesurado. Prefiero un Partido Socialista como el francés, donde haya discusiones y corrientes de opinión y no el borreguismo que genera los “roldanes”; el silencio, el mutismo, el “me callo”, porque sino, no salgo. Es una pena porque quien pierde es la organización.

.

¿Siempre dice lo que piensa? ¿Ha flaqueado en algún momento?

.....Lo hice siempre, en los Comités federales… Era miembro de la dirección del PSOE y tenía mayoría en la provincia de Huesca, mi corriente de opinión era mayoritaria. En los congresos del Partido, la mayoría, en la representación de Huesca, era de la corriente crítica.

.....Mis compañeros, pese a los problemas de la OTAN, me siguieron votando el primero en la lista.

.

¿El poder premia a los “buenos” y castiga  a los críticos?

.....Premia a los obedientes.

.

¿Su mujer le ha acompañado en la vida política?

.....Absolutamente. Ha sido para mí una fortuna. Ella se afilió al PSA antes que yo y hemos vivido en un terreno de acuerdo muy importante. Mi mujer ha sido, probablemente, más crítica que yo. Siento que no la pueda conocer, ha tenido que salir, pero habrá otra ocasión.

.

¿Cómo soporta las críticas un hombre crítico?

.....Creo que bien. Hay que dejar expresarse a los demás. Considero que tengo la obligación de soportar las críticas puesto que yo las he ejercido siempre. Es una asignatura pendiente para la democracia de los partidos mayoritarios.

jose luis sanchez 03jose luis sanchez 02jose luis sanchez 01

La ampliación de Sallent, la estación de Formigal, la unión de las estaciones de esquí…,  le deben pitar mucho los oídos.

.....No, al contrario, siento una enorme satisfacción. Hay muchas críticas pero ha sido una intervención trascendente. He sido muy determinante, he polarizado la opinión, la he orientado y las tensiones que surgieron en el pueblo, cuando fue creciendo la estación, no derivaron en agravios definitivos. Quienes abanderaron muchas de estas opiniones luego han tenido empleo o las remuneraciones a sus campos, gracias a las ampliaciones y yo jamás he ido al linchamiento porque mis preocupaciones son otras.

.

¿Cree que en la práctica de la política va a cambiar algo? ¿Se producirá la regeneración?

.....No lo sé. Es algo desalentador. En mi caso son ya muchos años y pienso en mi retiro. Pero esto parece innato en la especie humana. El grupo que consigue la dirección contempla hostiles a las minorías. El que opine distinto de mí, tiene derecho a hacerlo. Otra cosa es en las instituciones donde lo que diga la mayoría ha de ir adelante. El derecho no debe extrapolarse en las instituciones porque, de lo contrario, no habrá forma de convivencia.

.....El discrepante tiene que asumir la contradicción: si forma parte de un proyecto de institución debe actuar en función del interés general aunque opine lo contrario y hacer pública esa disidencia. Obviamente, si la contradicción es grave, pues uno se tendrá que marchar. Entiendo las reglas del juego: hay que garantizar la lealtad al aparato. Yo jamás he votado nada en contra de la mayoría, aunque opinase distinto. Hay que conjugar el derecho a opinar en público con la obligación de respetar las decisiones que son tomadas en la institución y asumir el disidente sus contradicciones. Así se puede convivir.

.

Actualmente estudia filosofía, matemáticas… ¿Qué busca en este momento de su vida?

.....Conocer algo más la naturaleza humana. Saber lo que han dicho los mejores pensadores hasta la actualidad, la filosofía francesa, los clásicos. Conocer igual a Schopenhauer…  los filósofos franceses,  entender de una vez que es un logaritmo o el número “e”.

.....Las matemáticas representan una aventura genial de la capacidad humana para el entendimiento. Lo que hizo Descartes: transformar una línea en una formula es de una genialidad estremecedora, o Newton. La ley de gravitación que sostiene que dos cuerpos a mucha distancia se atraen, parece más mágico que racional, es increíble, y se atrevió a decirlo un científico en aquel momento. Es una gran aventura que ha despertado mi interés.

.

¿Halla aplicación de las matemáticas en su vida cotidiana?

.....Me hace sentir mucho más tolerante. Ahora entiendo el hecho de conocer de otra forma: para aproximarme a lo que han dicho otros, a las manifestaciones artísticas, a la música, a la pintura..., todavía me queda un enorme apetito.

.

Se ha producido en usted una “carrera inversa”; de aquel diputado del año 1982 en Madrid al actual concejal en la oposición. ¿Considera haber sido dueño de su destino?

(Un nuevo silencio avala que en su pensamiento  no residen palabras “pret a porter”. Cuando se dirige al recuerdo, busca, barre de arriba abajo en su memoria y rescata el verbo justo. Sabe que sólo el pasado es inamovible, no permite negociar ningún cambio; como en las ventas de final de temporada ¡no se admiten devoluciones!)

.....Si….., creo que sí.  Cuando se adoptan posiciones críticas se conocen las consecuencias.

.....Llegué aquí huyendo de la ciudad a cobrar la mitad del salario. La empresa me mandaba a trabajar a Zaragoza, pero yo elegí este lugar. En los últimos años me dedique intensamente a hacer esta casa, muchas de las cosas las he hecho yo con mis manos.

.

(Señala con orgullo algunos puntos que coronan el salón donde nos encontramos). Esos arcos los he hecho yo, los cimientos, he buscado las piedras… ¿Qué le queda de todo lo vivido?

.....Ha pasado mucho tiempo… Tengo gratos recuerdos en mi memoria y una forma de hacer que espero, les sirva de algo a mis nietos. Nuestra especie necesita demasiado sentido común. Europa me parece ilusionante y nuestra democracia, aun con sus defectos, funciona. Si la opinión pública fuera más exigente, habría otro tipo de representantes, aunque por defecto, para seguir en política, fatalmente se necesita un grado de servilismo.

(Se detiene y eleva su mirada como en momentáneo éxtasis, quizás impulsado por el placer que provoca la declamación, en voz alta, de una larga lista de deseos. Continúa deshilvanando uno tras otro)

.....También me gustaría que nuestra sociedad avanzara en las formas de energía para el futuro, frenar el calentamiento del planeta y velar por el progreso de Europa.

.....En el plano personal desearía tocar de muy cerca el mundo del conocimiento, de la reflexión filosófica como una opción cercana a lo lúdico.

.

Un halo de luz brilla intenso sobre el tratado de matemáticas que ha servido de testigo a nuestra conversación. José luís sigue desplegando ilusiones mientras  se abriga para acompañarme hasta el coche.  Exhala satisfacción en su noble función de cicerone y, al tiempo que mis botas se sumergen en la esponjosa nieve, hace girar mi mirada hacia los más bellos rincones. La despedida me conduce a la síntesis: es un hombre feliz. Y es que Prometeo, Apolo, Crono, Aqueronte, Atlas, Heracles, Perséo…, todos los dioses del Olimpo parecen acompañarle.

.

© CORAL PASTOR

 

 

Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, es que aceptas nuestra política de cookies. Para más información vea nuestra política de cookies.